Análisis: Mozart, Sonata k378 para Violín y Piano

01.02.2017

Exposición:
La pieza está en SI bemol mayor. Empieza con el piano presentando el tema A. Inmediatamente después el tema pasa al violín y el piano acompaña. A partir del compás 23 pasa algo similar a lo que vimos en la sonata para piano K545. Hay cierta ambigüedad en el tono, pues utiliza tanto el Mi bemol como el Mi natural. El compás 27 del piano se parece muchísimo a otro compás del K545, que hace prácticamente lo mismo. En el compás 28 tenemos una semicadencia en FA y comienza la parte B. Esta vez hemos modulado a la dominante, o sea a Fa mayor. La parte B empieza con una escala ascendente ya con el MI natural y con una progresión muy típica, que sería: VI grado dominante para llegar al II grado; de este pasamos a la dominante y de este a la tónica. Luego seguimos con unas cuantas frases pregunta-respuesta, pasando también por la dominante de la dominante (SOL7) de esta nueva tonalidad. Finalmente en el compás 46 tenemos otra semicadencia en la dominante, DO. EL tema B continua aunque bien podría distinguirse lo siguiente como otro tema diferente, puesto que acabamos de tener otra cadencia y el piano presenta un tema nuevo. Este tema se prolonga hasta el compás 76 donde aparece una pequeña coda, que llega hasta el compás 81 donde acaba la exposición.

Desarrollo:
El tema empieza bastante tranquilo, en el tono de Fa menor, hasta que en el compás 93 empieza la parte con mayor intensidad armónica de toda la obra. Presenta el motivo del desarrollo siguiendo el ciclo de cuartas y valiéndose de una sucesión de dominantes. La tensión se ve incrementada puesto que también aparecen las novenas menores de todos estos dominantes, como si fueran acordes disminuidos. La tensión se va acumulando, ne el compás 103 abandona el ciclo de cuartas en el acorde de SI bemol, y sigue con la progresión: IV(mayor)-IV7-VII-IIb-I(mayor), es decir, SI bemol, SI bemol dominante, Mi bemol (con el bajo en sol), Sol bemol mayor y finalmente reposa en Fa mayor. En el compás 109 ya se intuye la vuelta a Si bemol mayor, con unas frases que sirven de enlace con la re-exposición.

Re-exposición:
Compás 113: se vuelve a presentar el tema A en SI bemol mayor. Aunque no es exactamente igual, por ejemplo el tema A es presentado a medias entre piano y violín, en vez de turnarse, y hay algún cambio armónico como el del compás 123. En el compás 132 se repite la semicadencia en la dominante, pero la Parte B sigue en SI bemol en lugar de pasa a Fa. En el compás 150 tenemos otra vez el final de a primera parte del tema B, y comienza la segunda parte, o "tema C" podríamos llamarlo, pues creo que tiene suficiente independencia. Este se prolonga hasta el compás 183 donde empieza de nuevo la coda, esta vez un poco mas larga y conclusiva, hasta el compás 192.