Análisis: Bach - Bist du bei mir

01.02.2017

Este aria aparece en el libro de Anna Magdalena de 1725 (BWV 508). Está atribuida a Bach pero parte de la melodía pertenece a una ópera de Gottfried Heinrich Stölzel: Diomedes, oder die triumphierende Unschuld, ejecutada en 1718 en Bayreuth.


Schoenberg explica en su tratado de armonía cuáles son los movimientos armónicos mas comunes de la música tonal tradicional. Los mas comunes son los de quinta descendente/cuarta ascendente; los de tercera descendente/sexta ascendente; y los de segunda ascendente/séptima descendente. Los menos comunes serían justo lo contrario a estos.


En este aria esto se cumple a rajatabla, si contamos los cambios armónicos tenemos los siguientes números:


Quinta descendente/cuarta ascendente: 36
Tercera descendente/sexta ascendente: 11
Segunda ascendente/septima descendente: 12


Y los menos comunes:


Quinta ascendente/cuarta descendente: 8
Tercera ascendente/sexta descendente: 4
Segunda descendente/septima ascendente: 3


Hay casi mas movimientos de quinta descendente/cuarta ascendente (36) que la suma del resto de movimientos armónicos (38).


La pieza tiene forma ternaria. La primera parte, en Mi bemol, tiene dos secciones, donde la primera se repite una vez. La segunda parte comenzaría en el compas 19, en Do menor. Y la tercera es una re-exposición de la primera casi idéntica, con el acompañamiento algo distinto.
En cuanto a las frases, modulaciones y armonía, podemos remarcar lo siguiente:


Los primeros 4 compases forman una frase que confirma la tonalidad de MI bemol con una cadencia auténtica. En el compás 5 tenemos una modulación directa a la dominante, de una forma curiosa. Suena claramente a VdeV, sustituyendo el V grado de llegada por un I grado en segunda inversion, pero como si estuvieramos ya en la tonalidad de SI bemol. O sea, un VdeV en MI bemol hubiera sido FA7 seguido del Mi bemol en segunda inversion, pero lo que hace usa es DO7 seguido de SI bemol en segunda inversion (en la partitura no es un DO7 sino un MI semidisminuido, pero cumple la funcion de dominante igualmente). En el compás 9 reposa en SI bemol y vuelve a la tonalidad de MI bemol. Los siguientes 4 compases forman otra frase y entonces se retoma el motivo que hemos comentado hace un momento pero, esta vez sí, en MI bemol. En el compas 18 reposa en MI bemol y con el acorde de SOL7 modulamos a DO menor. He cifrado el acorde de SOL7 como si el MI bemol del bajo no existiera, puesto que inmediatamente baja al RE, podemos tomarlo como una apoyatura y no complicar asi el cifrado y dejarnos de quintas aumentadas y complicaciones innecesarias. Los siguientes 4 compases forman otra frase, con una linea melodica similar a la anterior. De nuevo aparece el motivo de antes esta vez en DO menor. 4 compases después empieza la re-exposición que es casi igual a la primera parte.